TIJUANA.- En la garita San Ysidro, mexicanos, extranjeros y activistas iniciaron una vigilia para que el nuevo presidente de Estados Unidos, Joe Biden, no se olvide que prometió una reforma migratoria.

A un costado de los topes que dividen a México y Estados Unidos en los límites de Tijuana, Baja California, y San Diego, California, colocaron veladoras.

Por el fuerte viento y la lluvia, solo pudieron encender una veladora.

El objetivo es encender una luz de esperanza “que Dios ilumine el camino de la administración Biden”, expresó Hugo Castro.

El representante en Tijuana de la Coalición por los Derechos Humanitarios de los Migrantes destacó que en 19 albergues y dos puertos fronterizos realizaron la vigilia.

Esperemos “que podamos todos juntos alcanzar una reforma migratoria humanitaria, alto a las deportaciones y la eliminación del programa inhumano llamado irónicamente Programa de Protección al Migrante (MPP)”, refirió Castro.

Participan, dijo, “migrantes en búsqueda del asilo y migrantes mexicanos deportados, orando para que esto cambie” y hasta los cien días, cuando se comprometió Biden a publicar la reforma.