Said Betanzos – Noticias Locales Siempre Actualizadas

Las Noticias Mas Relevantes de la Zona Fronteriza del País.

Aprueban reelección sin goce de sueldo, ni uso de recursos públicos

2 min read

MEXICALI.- El Pleno del Congreso del Estado aprobó la reelección de presidente municipal, regidor o síndicos y diputados, sin tener que dejar su cargo, pero sin goce de sueldo, ni prerogativas.

Fueron 18 votos a favor y 6 votos en contra del dictamen presentado por la Comisión de Gobernación, Legislación y Puntos Constitucionales (Cglpc) que reforman los artículos 16, 78 y 80 de la Constitución local.

Para ser electo de manera consecutiva como diputado no será necesario que el interesado solicite licencia, ni permiso el resto de los representantes populares, expuso el presidente de la Cglpc, Juan Manuel Molina García.

Pero deben abstenerse del uso de recursos públicos en los términos que prevé el artículo 16 de esta Constitución y 9 ter de la Ley para el Régimen Municipal del Estado de Baja California.

Quienes como diputados participen en una elección consecutiva, en el periodo de campaña, no podrán recibir salarios, dietas, apoyos para gestión social o cualquier otra que se le asimile, ni podrán utilizar recursos públicos que les correspondan por su encargo.

Ni podrán ocupar al personal adscrito a la nómina del Congreso de Estado durante su horario laboral para realizar actos de campaña.

Tampoco pueden estar presentes en actos públicos relacionados con la entrega o condicionar  ayudas de programas sociales, promocionar o publicar las acciones de beneficio social desde el inicio hasta la conclusión de la jornada electoral.

En el caso de presidente municipal, regidor o síndicos de un ayuntamiento, que decidan reelegirse de manera consecutiva, se precisó que durante el periodo de campaña, no podrán recibir emolumentos o salarios, dietas, apoyos para gestión social o cualquier otra que se le asimile, independientemente de la obligación de desempeñar el cargo para el cual ha decidido participar en elección consecutiva.

Así, como las demás prohibiciones o limitaciones que determinen las leyes aplicables en la materia.