No habrá opacidad en el próximo Gobierno Estatal: Vicenta Espinosa

Local

TIJUANA.- Para dar cumplimiento a los lineamientos marcados por el gobernador electo de Baja California, Jaime Bonilla Valdez, la que será la nueva Secretaría de Honestidad y Función Pública tendrá como eje central abatir la opacidad de servidores públicos en todos los niveles, ya que no habrá “vacas sagradas”.

Al expresar lo anterior, la propuesta titular de dicha dependencia, Vicenta Espinosa Martínez, precisó que será una “Secretaría itinerante, cercana a la gente, para que tenga la confianza de acercarse a pedir información o presentar denuncias por posibles malos manejos de los recursos públicos en obras y servicios”.

“Vamos a ser una Secretaría amiga, que funcione junto con la ciudadanía, con oficinas en Tijuana, Ensenada y la oficina central en Mexicali, pero se quiere ampliar a que los contralores internos estén de base en todos los municipios, para atender personalmente a los ciudadanos sin distingos, como nos ha encargado el gobernador Jaime Bonilla Valdez”.

“Esa será la gran diferencia con la actual (Secretaría de la Contraloría y Transparencia Gubernamental), que no ha funcionado como tal y no he visto ninguna denuncia a la que se le haya dado seguimiento en el sentido de fraude o de corrupción”, puntualizó
Espinosa Martínez.

Enfatizó al respecto: “…Nos hemos dado cuenta de que no hay un vínculo con el Contralor Interno y no podemos verificar que la información que se suba a transparencia sea la correcta; vamos a rediseñar las tareas del contralor interno, cambiaremos el esquema y tendrán que apoyar en más tareas de las que tienen actualmente”.

Adelantó que, en concordancia con las políticas públicas del Gobierno federal, de austeridad y transparencia, en el próximo Gobierno estatal se apegarán al método de transparencia, “con un esquema de trabajo en el que vamos a funcionar en un área de prevención, vamos a tener mayor prevención para que no ocurran las observaciones. Estamos conscientes que tenemos participación con las otras auditorias (federal y estatal)”.

Al iniciar su ejercicio la próxima administración pública estatal, revisarán las declaraciones de Conclusión de Término de todos los empleados y servidores públicos de la saliente; y, a partir del 1 de diciembre, estarán recibiendo las de los nuevos empleados estatales que deberán entregar su respectiva Declaración Patrimonial Inicial para que sea procesada, revisada y evaluada.