TIJUANA.- Unos trescientos integrantes de colegios, barras y asociaciones de abogados a nivel estatal, se reunieron con el candidato a gobernador Jaime Bonilla Valdez.

A nombre de los profesionales del Derecho, el ex presidente de la Federación Estatal de Colegios, Barras y Colegios de Abogados de Baja California, Tirso Liévano Hernández, expresó la plena simpatía a la candidatura del abanderado de la coalición conformada por MORENA, PT, PVEM y Transformemos.

Le plantearon la necesidad de modernizar y optimizar el sistema estatal de procuración de justicia, que incluye a la Procuraduría, subprocuradurías, agencias ministeriales y la policía ministerial, para que en el futuro cercano crezca y se fortalezca su estructura para responder al reclamo social de justicia plena.

Bonilla Valdez coincidió en esa necesidad y por tratarse de un tema delicado, lo considera prioritario en sus 100 propuestas de su gobierno.

El Encuentro Estatal de Abogados, dijo, representa una trascendente manifestación de que se viven tiempos de cambio, de transformación política, económica y social, como lo apuntó en su discurso de bienvenida Liévano Hernández, quien también expresó el compromiso de sus colegas abogados(as) en favor de quien consideran que será el próximo gobernador de Baja California.

También reconoció como una verdad lo dicho por el coordinador de este evento, respecto a que “Baja California ha perdido el rumbo en la corrupción y que dos años no son suficientes para gobernar y sacar a nuestro Estado del “profundo bache” en el que está por culpa de los malos gobiernos panistas.

“…El actual es un gobierno misógino, lo he señalado así, pero también es ineficiente e indolente, porque en los últimos 30 años de la historia de nuestra entidad, los gobernantes panistas han preferido ver por sus negocios y no por la tranquilidad y el bienestar de los bajacalifornianos”.

“Por eso mismo, no hay un clima de seguridad, muy lamentablemente vemos que la inseguridad va en aumento… que ya la ciudadanía en todos los sectores, ha perdido totalmente la confianza en quienes están gobernando, por el grado de corrupción al que han llegado con absoluta y la indiferencia con la que actúan, rayando en el cinismo, mostrando su ´rostro humano´y sus ambiciones personales”, expresó.

Ofreció el candidato Bonilla Valdez, dedicarse de tiempo completo y mucho más para encabezar “un gobierno de justicia social, con equidad de género en su futuro gabinete, equilibrado y profesional, que rinda cuentas y solucione con eficiencia y prontitud los reclamos de la población en general”.

Luego refirió que “lo mejor está por venir para Baja California, a partir de estas elecciones para la renovación de la gubernatura, las alcaldías y ayuntamientos de los cinco municipios y las diputaciones del Congreso estatal, que harán que sea ejemplo para el resto de la República Mexicana…”.

Ponderó Bonilla Valdez las condiciones dadas para las inversiones, para el desarrollo económico y social, con las recientes reducciones del IVA del 16% al 8% y el ISR del 35% al 20%, así como el aumento al doble del salario mínimo en la franja fronteriza, y las disposiciones para crear la zona libre en la que Baja California es el único Estado de la frontera norte que está integrado en su totalidad.

Apuntó que todo lo antes mencionado, darán el “golpe de timón” en el destino de Baja California, actualmente considerado “un Estado quebrado, con un gobierno fallido, que no paga a jubilados, maestros, universidad, y tampoco hay medicinas en hospitales… ¿dónde están las presas, los policías que necesitamos, las nuevas escuelas?”.

El abanderado de la coalición “Juntos Haremos Historia en Baja California” no omitió denunciar que “…estamos contra el sistema, frente a una elección de estado; estamos contra el personal de la CESPT, personal de educación, todos están metidos en la nómina de gobierno. Les están diciendo que si pierden (estas elecciones), perderán la chamba”.