AJEDREZ POLÍTICO… Óscar Vega, la derrota anticipada

Local

Por Sergio Anzures y Chavarín

El retiro de Julián Leyzaola Pérez de la negociación de alianza con el PAN, dejó a este partido sin posibilidades de dar la pelea a Morena en la contienda por la gubernatura, tan es así, que solo Oscar Vega Marín, viudo de Francisco Blake Mora, se registró y automáticamente se convierte en candidato panista a gobernador de Baja California.

Oscar Vega es un seguidor a morir de Margarita Zavala, dueña del próximo nuevo partido político México Libre, tanto que hasta las maletas le ha cargado, claro eso le valió ser titular del Secretariado del Sistema Nacional de Seguridad Pública en Presidencia de la República de Felipe Calderón Hinojosa.

Los panistas en Baja California, sobre todo en Tijuana, están más interesados en buscar salvación con el teniente coronel Julián Leyzaola, que sumarse a la campaña a la gubernatura de Oscar Vega, incluso, están seguros que las corrientes internas del PAN, principalmente la de Francisco Vega de Lamadrid no lo van a apoyar, lo van a dejar solo.

La corriente del PAN que se va a morir con Vega Marín es la del ex gobernador José Guadalupe Osuna Millán y el ex alcalde Héctor Osuna Jaime, tanto que Francisco García Burgos que se anduvo moviendo para ser candidato de Morena a la presidencia municipal de Tijuana, ya declinó su aspiración y se va a la campaña del amigo de Margarita Zavala.

A pesar de ser afín a los Zavala-Calderón, Oscar Vega no puede desligarse de haber coordinado la campaña de Francisco Vega de Lamadrid a la gubernatura y de haber trabajado en su gobierno como director de Relaciones Públicas del 2013 al 2015, por lo que pregunta es si como candidato a gobernador criticará y señalará a la administración kikista.

Panistas se han acercado al columnista para asegurar que están perdidos, que no tienen nada que hacer, que Oscar Vega no es candidato de unidad, es un candidato de relleno, con todo el respeto que se pueda merecer.

Es un panista sin liderazgo, se ha acomodado a grupos, como el del finado Francisco Blake y del ex gobernador Osuna Millán, pero antes fue fiel seguidor de Héctor Osuna Jaime, quienes si han sido líderes.

Con este panorama el PAN se percibe estático, sin rumbo, sin timonel y con la eventual perdida de la gubernatura después de 30 años, cuando la ruffomanía se apoderó de Baja California.

En otras publicaciones, comentaremos parte de la historia del panismo en la entidad.

Empresarios o político, candidato de MORENA en Tijuana

La terna que se disputa la candidatura a la alcaldía de Tijuana por MORENA son los empresarios Arturo González Cruz y Mario Escobedo Carignan, así como Jaime Martínez Veloz, quienes solicitarán su registro como precandidatos el día de mañana, aunque por la tarde-noche de hoy, pudiera haber candidato de unidad.

En tanto, Carlos Atilano, Ismael Burgueño y José Ángel Peñaflor no tienen nada que hacer, incluso, el primero de ellos pregona que Jaime Bonilla, precandidato a la gubernatura ya le ofreció la titularidad del Programa para el Desarrollo, mejor conocida como la “superdelegación”, lo cual es falso.