POR CHAVARÍN

(COLUMNA INVITADA)

Digan lo que digan -yo no estoy a favor, ni me cae bien- “El Patas”, debo reconocer, que generó unidad al interior de su partido en su registro como aspirante del PAN a la Presidencia Municipal de Tijuana y con ello buscar la reelección.

Panistas de toda las corrientes se sumaron a Juan Manuel Gastélum Buenrostro y nos hace pensar que harán todo lo posible para no perder Tijuana.

Los “demonios azules” traerán dinero, la estrategia y estructura del Gobierno de Tijuana y del Estado para pelear con todo en la campaña y el día de la elección.

Falta saber quién será el candidato (a) de Morena; ya se encuentra el Teniente Coronel, Julián Leyzaola Pérez, y ahora Juan Manuel Gastélum, por lo que tendremos una interesante contienda electoral.

No hay que descartar del todo a los panistas, hace seis años los daban por muertos, hubo quienes decían estar en su sepelio.

Si van unidos tienen fuerza. Es una elección local en donde hay circunstancias diferentes a los comicios federales, donde todo error cuenta y puede salir caro en búsqueda de la presidencia municipal  de una de las ciudades más importante del país.