Portero de Lobos casi pierde el ojo por golpe durante partido

Deportes

CIUDAD DE MÉXICO.- Tres milímetros nada más, fueron la diferencia que separaron a Lucero Álvarez de una grave lesión y una tragedia que por fortuna para él no llegó.
El golpe accidental con la cabeza que sufrió el portero de Lobos BUAP, por parte del delantero Camilo Sanvezzo en el juego ante Querétaro de la jornada 2, le pudo provocar la pérdida del ojo derecho al uruguayo, pero todo quedó en una triple fractura del pómulo, que lo dejará fuera, eso sí, para toda la campaña.
“Gracias a todos los que se comunicaron para saber cómo estaba. Triple fractura de pómulo y a 3 mm de perder un ojo, pero gracias a Dios ya estoy bien. ¿Cómo se ve? Esperar para la operación, para volver más fuerte que nunca. ¡Gracias a todos!”, escribió Álvarez en su página de Facebook, mostrando una fotografía con su rostro maltrecho.
El cancerbero pasó la noche en un hospital de Querétaro, para que en la tarde del domingo fuera trasladado en una ambulancia a la ciudad de Puebla, donde se le harán otros estudios para definir si es operado miércoles o jueves entrante.
“Para nosotros es una tristeza esto que sucedió, el triunfo no puede ser celebrado con esto”, expresó Rafael Puente del Río, técnico de Lobos al terminar el juego celebrado en La Corregidora, en donde los Lobos golearon a Gallos Blancos, en lo que fue la primera victoria del club en la Primera División profesional.
Mientras tanto, la responsabilidad en la portería de los poblanos quedará en manos de José Francisco Canales, portero de 30 años quien debutó en el máximo circuito en el Torneo Clausura 2009 con la camiseta del Atlas de Guadalajara. En total lleva 25 encuentros en la Liga MX.
“No vamos a ir por ningún portero, ahora el titular es Canales y todos confiamos en él”, manifestó Puente del Río.