Angel Hernández, un umpire en las mayores durante casi un cuarto de siglo, ha radicado una demanda contra las Grandes Ligas, en la que alega que sido víctima de discriminación racial.

En la demanda presentada el lunes ante la corte de distrito federal en Cincinnati, Hernández asegura que Joe Torre, el director ejecutivo de béisbol de MLB, “tiene un historial de antipatía hacia Hernández que se origina del periodo en el que Torre fungió como manager de los Yanquis de Nueva York”.

Hernández, de 55 años, nació en Cuba y reside en Florida.

Como evidencia de la supuesta discriminación, la demanda cita que Hernández no ha sido asignado a trabajar en la Serie Mundial en la última década, y que el béisbol no ha ascendido a Hernández a la función de jefe de umpires.

Grandes Ligas no emitirá comentarios por ahora, dijo el portavoz Michael Teevan.