Profepa sobrevuela QR para evaluar afectación ambiental

Nacional

CIUDAD DE MÉXICO.- La zona tular y urbana de la laguna de Bacalar, así como los predios invadidos en el denominado Relleno de la Sabana de Chetumal, Quintana Roo, fueron sobrevolados por la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa), con apoyo de la Secretaría de Marina (Semar), para poder constatar el grado de afectación ambiental que sufre dicha área.
En el sobrevuelo, el procurador federal, Guillermo Haro Bélchez, contrastó la situación actual de dicha área con la carta de uso de suelo y vegetación serie V del año 2011 editada por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI).
El titular de la procuraduría informó que la comunidad menonita en Bacalar está sujeta a un procedimiento administrativo y fue denunciada penalmente ante la PGR, desde el pasado mes de mayo de 2017, por el cambio de uso de suelo y afectación mil 445 hectáreas de terrenos forestales sin autorizaciones de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat).
En marzo pasado, la Profepa clausuró tres predios en los ejidos El Paraíso, El Bajío y San Fernando del municipio de Bacalar, por no tener la autorización para cambio de uso de suelo en terrenos forestales que emite la Semarnat.
La invasión de predios se aprecian en la parte correspondiente al tular, por lo que para realizar cualquier tipo de desarrollo se debe obtener previamente en el orden federal la autorización en materia de impacto ambiental, a cargo de la secretaria de medio ambiente.
Las afectaciones en dicha zona del estado de Quintana Roo se empezaron a registrar en 2010 y 2011, según lo reveló la Subprocuraduría de Recursos Naturales de la Profepa y que están registradas en una serie de imágenes históricas tomadas vía aérea.